Profundizando en el trabajo de los pedagogos andaluces

Nuestras futuras técnicas de educación infantil trabajaron durante los últimos días en el conocimiento de pedagogos andaluces con especial atención a Giner de los Ríos y Antonio Rodríguez Espinosa, éste último maestro de Federico García Lorca.

Francisco Giner de los Ríos nace en Ronda, Málaga, 10 de octubre de 1839, fue un pedagogo, filósofo y ensayista español. Discípulo de Julián Sanz del Río, creador y director de la Institución Libre de Enseñanza, impulsó también proyectos complementarios como el Museo Pedagógico Nacional (1882-1941), la Junta para Ampliación de Estudios (1907-1938), la Residencia de Estudiantes (1910-1939) o las Colonias Escolares,​ y proyectos que se materializan años después de su muerte, como las Misiones Pedagógicas (1931-1937), concebidas en su origen como Misiones Ambulantes. En su planteamiento de la universidad ideal, Francisco Giner propuso que, como tal institución, fuera «no sólo una corporación de estudiantes y sabios, sino una potencia ética de la vida».

Antonio Rodríguez Espinosa vino al mundo en Gabia la Grande, un pueblo de la Vega de Granada un 12 de agosto de 1876. Este hijo de humildes zapateros llegó al mundo con el gen despierto de la curiosidad. Atraído por los libros, se instruyó de forma autodidacta y se matriculó en la carrera de magisterio en la Universidad de Granada.

Fue uno de los pioneros en la educación de adultos y además maestro y mentor de Federico García Lorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *